Corregir públicamente

Durante dos largos meses he publicado la corrección de numerosas entradas de blogs. Algunas de muy bien posicionados blogueros, otras simplemente de mis alumnos a los que esto de escribir, en muchos casos, les da dolor de cabeza.

Aún es pronto para emitir un juicio definitivo sobre la conveniencia o no de hacer este tipo de correcciones públicas pero es obvio que si escribimos para los demás se nos ha de poder valorar lo que escribimos.

A los alumnos lejos de molestarles estas observaciones creo que les motiva más y que les permite tener una visión más global de lo que escriben y de aquello que tienen que mejorar. Tienen al alcance sucesivas valoraciones y se puede observar la evolución entre ellas.

El resultado de la encuestra que en su día promoví es el de la imagen. Cada uno que saque sus conclusiones.